«Yo me voy a encargar que Correa vaya a la cárcel!»

Fernando Villavicencio

Como acostumbra, en forma frontal y dando nombres, pelos y señales, Fernando Villavicencio, quien denunció el caso «Arroz Verde», repasa temas de coyuntura en una entrevista exclusiva para nuestro portal.

ENTREVISTA / Noviembre 25, 2019

Un paro sin predecentes en nuestra historia. ¿Usted, de qué lado estuvo?

Siempre del lado de los mandantes, no de los mandatarios. Estuve y estoy del lado de nuestros hermanos indígenas porque comprendo sus necesidades, anhelos y sus justos reclamos. Es más, demandé al Estado por ecocidio en plena tiranía correísta. Además, como no iba a estar de su lado, si fui acogido con inolvidable solidaridad en su territorio, cuando era ferozmente perseguido por Correa y pude palpar de primera mano su realidad.

Pero, ¿se identifica también con la violencia desatada, los desmanes, saqueos y caos que vivió Quito y el país ?

Apoyo la lucha indígena, pero he cuestionado duramente cierto proceder de algunos de sus dirigentes. Además, todo el mundo sabe que hubo infiltración correísta y golpista, y algunos desmanes -como el incendio de la Contraloría-, que aún no se han aclarado. ¿Quién lo propició, quién fue verdadero autor intelectual?…

¿Quién?. Dígalo usted…

«El beneficiario es el autor», reza una máxima. Ahora bien, ¿quiénes se beneficiarían con la desaparición de las pruebas de la corrupción? Todos los corruptos. Los de hoy, los de ayer y los de antes de ayer. Hay que sospechar de todos, pero las investigaciones de la Fiscalía deben clarificar el hecho.

«¿Quiénes se beneficiarían con la desaparición de las pruebas de la corrupción? Todos los corruptos».

Latinoamérica protesta en cadena. Unos dicen que la causa es la desigualdad, la pobreza, el desgobierno; otros que es una arremetida del «eje del mal» o Foro de Sao Paulo y hay quienes afirman que es un «quiebre generacional». Usted, ¿a qué cree que se debe?

Hay un poco de todo lo que usted sugiere, pero yo creo que esencialmente es un hastío acumulado que se desborda. ¿Un tedio o reacción a qué? A la injusticia, a la impunidad. Fíjese el ejemplo de Chile, país que por su realidad económica -bastante boyante-, diríamos que allí no se justifica una reacción así. Y pregunto yo, ¿acaso se sanaron las heridas de antaño? ¿no dejaron en el aire violaciones a los derechos humanos e impunidad de ciertos actores?

¿Por qué la hija de un dictador es atacada violentamente a plena luz del día y porqué la gente se toma la justicia con su propia mano? Porque es la reacción -nunca justificable- ante la injusticia e impunidad que el Estado propició en su momento y dejó sin respuestas a la gente. 

«Los causantes de todo lo que estamos viviendo no son los pueblos, sino los mandatarios y los políticos de siempre que no han estado a la altura de las grandes esperanzas de sus pueblos».

¿Estamos hablando de la desinstitucionalización de nuestros países?

Exactamente. Cuando no se vive bajo el imperio de la Ley y los políticos irrespetan y violan la normativa constitucional, desinstitucionalizan a un país y ellos son quienes propician el desorden y la barbarie. Si no hay un ético proceder desde arriba, los mandatarios pierden legitimidad y el pueblo se desborda. Se pierden valores y dimensiones y se crean espacios para la violencia y el caos.

La gente no es boba y se da cuenta que en nuestros países el Presidente no gobierna sino el chantaje de banqueros, políticos y grandes grupos de presión. Los jóvenes, las mujeres , los trabajadores, los campesinos están hartos de tanta corrupción y de contar con un Estado cuyas autoridades de control no controlan, donde los fiscales y asambleístas no fiscalizan y los jueces se compran y se venden, un estado donde impera la impunidad y la injusticia. En resumen, los causantes de todo lo que estamos viviendo no son los pueblos, sino los mandatarios y los políticos de siempre que no han estado a la altura de las grandes espectativas o esperanzas de sus pueblos.

¿Y en el ámbito privado qué? ¿Hay allí también responsables?

Por supuesto. Fíjese en Ecuador por ejemplo, el caso «Arroz Verde» es una millonaria y repugnante colusión de mafiosos y corruptos políticos con empresarios corruptores de Odebrecht y otras compañías. De otra parte, el descarado favoritismo y protección para ciertos intocables «empresaurios» como Topic, Hidalgo, Cadena Marín, indigna al país, como indigna el presunto millonario perdón y olvido al acaudalado Carlos Slim, o la mano presente de la banca en el actual gobierno y el perdón de cientos de millones a deudores privilegiados. Eso indigna al país, se acumula y en cualquier momento explota.

«Pretenden hacerle pagar por la vía de medidas e impuestos, lo que saquearon sus «panas» en la década robada».

Indigna aún más porque para el ciudadano de a pié, para el pequeño emprendedor no hay favoritismo alguno y si se atrasa un pago al SRI le clausuran el kiosko. El Estado lejos de proteger y garantizar sus derechos, lo tiene de rodillas. Le mete la mano al bolsillo, le abunda con multas onerosas y abusivas, con pésimos servicios, corrupción, despilfarro. Indigna porque para colmo, pretenden hacerle pagar por la vía de medidas inconsultas e impuestos, lo que saquearon sus «panas» en la década robada.

El caso «Arroz Verde» denunciado por usted, ¿hasta dónde va a llegar? ¿Acabará con Correa?

Definitivamente el gobierno más corrupto de la historia fue el de Correa. No existe un antecedente similar de tanta audacia, latrocinio y cinismo y el caso «Arroz Verde» es el cascabel perfecto para el «gato del ático». Mi denuncia va a llevar preso no sólo a Correa, ya lo verá, sino a todo su cartel. Muchos saldrán en caja de madera e irán directo a la fosa. Parece tétrica la idea, pero lo tétrico realmente es cómo nuestro país quedó en soletas luego del asalto del siglo al erario nacional.

Pero hay más sobre este caso. Desnuda la ilegal y tramposa forma en que llegaron al poder, lo que consecuentemente los deslegitima porque no fueron mandatarios electos por el pueblo, sino que fueron elegidos por Odebrecht y otras compañías coimadoras. El correato y el morenato son gobiernos con origen espurio, regímenes ilegítimos que usurparon y usurpan el poder y cuyas decisiones y políticas hay que tomarlas con beneficio de inventario.

¿Cómo ve usted el peregrinar del actual gobierno para la aprobación de proformas y medidas económicas que le urgen?

Vergonzoso, dominados por la banca VIP, esquivando las verdaderas soluciones…

¿Cuáles…? ¿Eliminación de subisidios…?

Bueno, no soy economista, ni experto en el tema, pero creo que una administración ética, responsable y sin dejarse secuestrar por los grupo de presión si es posible.

Personalmente le dije al presidente Moreno… «Pare la intermediación petrolera!» no me hizo caso y hoy los intermediarios siguen robándose 3 y 4 dólares por barril.

Personalmente le dije al presidente Moreno en Carondelet hace más de un año: «Pare la intermediación petrolera». No me hizo caso y hoy los intermediarios siguen robándose 3 y 4 dólares por barril de petróleo, eso es cientos de millones de dólares por año. Hay que renegociar la deuda con China y liberar el petróleo. Diferir los plazo y reducir los intereses. Abrir nuevas licitaciones para vender nuestro petróleo en mejores condiciones y sin intermediarios. Sólo con buenas decisiones como las que sugiero estamos hablando de captar más de $ 1,000 millones.

«Solo con decisiones como las que sugiero, podemos captar más de $ 1,000 millones»

Se debe también focalizar el subsidio del diesel y dejar de proteger a ciertos empresarios pesqueros que hacen jugosas utilidades abusando del subsidio. Hay que bajar los aranceles de bienes e insumos a los sectores agrícola e industrial, para abaratar la producción nacional y bajar los precios al consumidor.

Hay que reducir los impuestos e impulsar la cadena virtuosa de consumo, producción y empleo. Hay que parar el despilfarro, recuperar lo robado, cobrar las glosas de Contraloría a los corruptos de cuello blanco. Hay que reducir el tamaño del Estado…

¿Botando a empleados y causando más conmoción social?

También lo he dicho. No hay que botar a los empleados eficientes, honestos y de carrera, sino a los parásitos y pipones que nos dejó infiltrados y enchufados Correa y que los sigue manteniendo Moreno con sueldazos, asistentes, autos, prebendas. No podemos mantener una masa salarial que Correa la subió de $ 3,000 millones anuales en el 2006 a casi $10,000 en el 2017.

«Nadie se da cuenta que ahora no solo hay ricos y pobres en nuestro país, sino ricos, pobres y nuevos ricos».

¿Usted cree que está bien que los ricos deben pagar más impuestos que los pobres?

Es correcto y de hecho eso sucede. Obviamente quienes más facturan, más compran, más venden y más impuestos pagan. Pero el problema va más allá. Nadie se da cuenta que ahora no solo hay ricos y pobres en nuestro país, sino ricos, pobres y nuevos ricos. Estos últimos son los que no sólo que no pagan impuestos sino que se levantaron con toda la plata del pueblo.

Los socios y testaferros del morenato y el correato tienen dinero en paraísos fiscales, propiedades en Miami. Ostentan grandes fortunas, andan en carrazos, compran lo más fino y no tributan, no generan empleo, son parásitos del Estado y viven a costa de nuestros impuestos. Así que cuando hable de los ricos, acuérdese de los NUEVOS RICOS!

Finalmente, se habla mucho de su candidatura presidencial… ¿qué hay de cierto?

Hay mucha especulación al respecto, pero es muy temprano para hablar de eso. Yo creo que lo grave es que los políticos han caído en lo más bajo y han traicionado al país. Han roto las esperanzas de la gente humilde y no se avizoran verdaderos líderes que gobiernen con integridad, con honestidad y sentido patriótico.

«Lo que se viene es cárcel para Correa y su banda criminal, y yo me voy a encargar de eso»

En ese entorno lo más grave es resucitar la esperanza de la gente. ¿El correísmo lo puede hacer? Imposible. ¿Los partidos tradicionales? No. Se quemaron en medio de tantos pactos que solo les permitió hacerse de prebendas y comprar impunidad. La «izquierda» entre comillas, será que puede resucitar este país? Imposible. ¿La derecha oligárquica o la bancaria? No. Los candidatos oficiales? Tampoco. 

Yo creo que lo que se viene es cárcel para Correa y su banda criminal, y yo me voy a encargar de eso. Se viene también la debacle de los partidos y políticos de siempre,  el entierro de un estado o status opresor, perverso y voraz y el advenimiento de un nuevo gobierno desde la ciudadanía, desde la sociedad civil, desde los jóvenes, los campesinos, desde la nueva sangre de nuestro país.

Tempo Ecuador, Noviembre 25 / 2019