“PRESIDENTE: RETIRE EL PROYECTO DE LEY”

El economista Marco Flores exhorta al presidente Lenin Moreno a retirar el Proyecto de Ley de Urgencia Económica, argumentando su pedido con análisis y cifras. Flores también cuestiona al equipo económico por su cercanía y alineamiento al ex presidente Correa.

OPINION / Noviembre 17, 2017

CUANDO la tasa anual que marca el crecimiento de la economía (PIB) y la del consumo final de los hogares no solo caen, sostenida e  ininterrumpidamente desde el año 2012, sino que además se han tornado fuertemente negativas en los dos últimos años, 2015 y 2016;

CUANDO la variación porcentual de inversión, medida por la formación bruta de capital fijo se desmorona anualmente, desde el 12.4% en el año 2011 al negativo -9.5% en el 2016 y la posibilidad de atraer inversiones productivas y estables, prácticamente ha desaparecido, como consecuencia de las erradas políticas públicas que producen desconfianza, inestabilidad e inseguridad;

CUANDO el reducido ingreso per cápita promedio de los ecuatorianos ha retrocedido cinco años y ahora es similar al que tenían en el año 2012;

CUANDO el desempleo unido al sub empleo equivale al 60% de la fuerza laboral (PEA);

CUANDO un frenesí alucinante en la contratación de deuda pública, compromete ingentes recursos en su pago que sacrifican las posibilidades de crecimiento del país y deterioran aún más el ya frágil sector externo;

CUANDO el tamaño del estado ha sido duplicado con relación al de la economía (PIB) que es la que lo mantiene y el poco productivo gasto público es tan cuantioso que los sucesivos déficits globales del presupuesto del gobierno central son infaltables desde el año 2008, contribuyendo para que la sostenibilidad fiscal sea literalmente inviable;

CUANDO un verdadero festival de deuda pública e impuestos que a la par que ha empobrecido a las familias, también ha fracturado la competitividad de las empresas productivas;

CUANDO la inestabilidad derivada de 22 reformas tributarias introducidas a la economía en la última década, junto con una gran cantidad de basura reglamentaria, han sembrado inestabilidad tributaria y afectado negativamente los procesos productivos;

CUANDO las reservas internacionales del país han llegado a mínimos tan inéditos como peligrosos;

CUANDO el país no cuenta con ahorros previos que al menos le permitan disponer de recursos para afrontar todas estas desgracias que un mentiroso estado de propaganda, desfiguraba y escondía;

Cuando todo esto y más ocurre en el país, no se suben impuestos, tasas, tarifas o contribuciones, ni se suben o crean aranceles, se hace exactamente lo contrario.

Sin embargo, usted, presidente Moreno, aceptó un verdadero frankenstein” tributario que no puede disimular la ávidez de sus autores por extraer más dinero de los ecuatorianos y envió a la Asamblea Nacional un inconsulto y perjudicial proyecto de ley que por sus muy previsibles resultados, aparece pensado en la dirección opuesta a la reactivación económica y que claramente ha sido construido con insufrible incompetencia profesional por los mismos causantes y ejecutores de este costosísimo delirio que muestran los resultados descritos y a quienes, para asombro de todos, mantiene en su actual equipo económico.

Presidente, no ponga en riesgo la dolarización, no ponga en peligro la consulta. Cambie el equipo económico que le heredó quien a usted lo tilda de traidor. Retire el Proyecto de Ley que envió a la Asamblea Nacional, por el bien del país.

Rectificar ese error es vital para el bienestar de todas las familias ecuatorianas.

Marco Flores