“Ni el cáncer compadece a la injusticia correísta…”

Francisco, el esposo de Carolina Astudillo y su abogado, afirman que ella fue presionada por la Fiscal Diana Salazar para delatar y entregar a Carlos Pareja Cordero.  Carolina tiene cáncer y a pesar de que la Ley impone  el arresto domiciliario, funcionarios correístas le impiden acceder a este legítimo beneficio. “Responsabilizo a Rafael Correa si mi esposa muere”, afirma Francisco.

Entrevistamos a Francisco Martínez, el esposo de Carolina Astudillo y a su abogado Carlos Luis Sánchez Gaete, quienes defienden la inocencia de la leal secretaria de Carlos Pareja Cordero. Sus hijos viven un drama familiar ante la injusticia y el grave deterioro de salud de su madre.

Entrevista, septiembre 25, 2017

Tempo: Una situación difícil para su familia,  ¿alguna vez lo imaginaron?

Francisco Martínez (esposo): Jamás pensamos que algo así podía sucedernos. Mi esposa es una mujer trabajadora, de principios, amante de sus hijos, de su familia. Carolina es inocente y la tienen como rehén de una situación en la que no tiene culpa alguna.

Tempo: Pero se la involucra con el doctor Carlos Pareja Cordero por lavado de activos, de más de $50 millones…

Francisco Martínez: Somos una familia modesta. Vengan a comprobarlo a mi casa y vean lo que tenemos a ver si concuerda con lo que la Fiscalía considera de una mujer a la que inculpan de lavar dinero.

Tempo: ¿Si su esposa supuestamente lavaba dinero, deben vivir como reyes en una mansión, tener varios autos de lujo, etc..?

Francisco Martínez: Como toda familia de clase media, mi casa la adquirí con el esfuerzo de años y está avaluada en apenas $ 22.000 dólares por el Municipio de Guayaquil. Pago 60 dólares de impuestos. Nuestro auto es un Skoda que no vale más de $ 2,000 dólares y que además lo tiene confiscado la Policía.

“Nuestro auto es un Skoda que no vale más de $ 2,000 dólares”.

Tempo: Entonces, ¿se han ensañado con su esposa?

Francisco Martínez: Se han ensañado con Carolina, la usaron como un chivo expiatorio del gobierno pasado. Realmente están buscando al doctor Carlos Pareja Cordero y a Carolina la tienen de rehén, como ya dije.

Carlos Luis Sánchez (Abogado): Ese es el modus operandi del correísmo que al parecer sigue manipulando la justicia. Forjaron este proceso para desviar la atención de los verdaderos responsables y que la corrupción gubernamental no cope las primeras planas. La persecución a Carlos Pareja Cordero es despiadada. Se han ensañado con su secretaria (Carolina), y con su familia, para hacerlo vulnerable.

Tempo: ¿Se han violando procesos su han irrespetado derechos?

Carlos Luis Sánchez: Totalmente. La fiscal, fingió ante un juez de Pichincha la necesidad de una boleta de detención con fines investigativos y la usó como herramienta para secuestrar a Carolina Astudillo. Fingió asimismo una flagrancia que nunca existió e iniciaron una instrucción fiscal por hechos ocurridos en el año 2011.

Luego de la detención, trasladaron a Carolina Astudillo -en forma ilegal e irregular- a Quito. Se la llevó ante un juez de Pichincha cuando ya se había iniciado un proceso ante un juez de Samborondón.

Su traslado no se hizo en un avión oficial sino en un avión privado, de lujo, cuya propiedad es un misterio.

“Carolina fue trasladada en un avión privado, de lujo, cuya propiedad es un misterio”.

Fue torturada al hacerle pasar la noche con ropa de costa en el frio de una cárcel de Quito.  Se manipuló al sistema penal para conseguir la detención de las personas que eran objetivo político. Carlos Pareja logró huir de la injusticia. Carolina Astudillo en cambio fue detenida en medio de un festejo familiar de Navidad.

Tempo: ¿Como fue la detención? Cuéntenos detalles.

Francisco Martínez: Era 25 de diciembre y cuando íbamos a reunirnos con la familia, una moto comenzó a perseguirnos. Pensé que querían robarnos. Luego se unió a la persecución una camioneta blanca sin placas y nos acosaban. Aceleré y llegamos a la reunión familiar. Allí nos enteramos del intento de detención del doctor Pareja en el Perú.

“Persiguen al doctor Carlos Pareja y a Carolina la tienen de rehén”.

De repente la policía ya había rodeado la casa. Cuando intenté salir en la noche no me encendía el carro, me habían cortado la manguera del combustible de la parte de abajo del carro.

Tempo: ¿Estos procedimientos son normales o no?  

Carlos Luis Sánchez: Son ilegales, inconstitucionales, inhumanos. Este operativo es propio de películas  de espionaje.

Tempo: ¿Cuál es el procedimiento normal?

Carlos Luis Sánchez: La Fiscalía debió recibir la información que dió lugar al inicio del proceso. En este caso, los informes de la UAF (Unidad de Análisis Financiero) y  del SRI y dar la oportunidad para que las personas supuestamente involucradas los conozca, y puedan responder, si luego de esto hubieren fundamentos para una imputación, pues entonces cabría el inicio de un proceso penal y no antes.

Tempo: ¿Usted cree que atrás de esto hubo una orden superior?

Carlos Luis Sánchez: Es evidente, si está hasta con puño y letra. El fiscal Galo Chiriboga sumilló en el oficio de la UAF y directamente designó a la fiscal Diana Salazar para que proceda en este operativo cuyo objetivo era encubrir la verdadera corrupción en Petroecuador.

“Todo fue ingeniado por Rafael Correa, Alexis Mera y sus asesores “castrochavistas” para ocultar la corrupción que personifica Jorge Glas”.

Todo esto fue ingeniado por Rafael Correa, Alexis Mera y sus asesores “castrochavistas” utilizando la justicia y todos los recursos del Estado, para pretender ocultar la evidente corrupción del gobierno que personifica Jorge Glas, en todos estos casos de Odebrecht y Petroecuador. Además montaron una campaña mediática en contra del doctor Pareja Cordero en todos los medios estatales.

Es más, el propio presidente Correa culpabilizó públicamente al doctor Pareja en ocho “cadenas sabatinas” consecutivas. Le fabricaron videos en su contra y, de forma ridícula, le acusaron de supuestamente ser el “capo” de la mafia de Petroecuador o sea de la mafia del gobierno, acusándolo de lavar $53 millones.

Tempo: ¿El presidente, por su investidura, tenía la potestad de intervenir en este caso?

Carlos Luis Sánchez: De ninguna manera. No solamente que está mal que haya intervenido de la forma en que lo hizo, sino que además reveló información reservada del proceso y eso es un delito.

Dió públicamente información obtenida apenas unas horas antes, la manipuló en medios oficiales y la difundió en el marco de toda una programación prefabricada, premeditada. Reveló ilegalmente correos electrónicos hackeados y los usó para sus fines políticos.

Tempo: ¿Qué tipos de correos eran? Estaban relacionados con el caso?

Carlos Luis Sánchez: No, para nada. Eran correos propios de la profesión del doctor Pareja, de los servicios de su Estudio Jurídico.

Tempo: Entonces, ¿qué leyes se violaron y que tipos de sanción tendría a lugar?

Carlos Luis Sánchez: Rafael Correa violó el derecho a la intimidad y del secreto profesional. Violó el secreto de correspondencia y aparte, al hackear los correos terminó violando expresas leyes ecuatoriana y de los Estados Unidos de América.

“Utilizaron un perito para que mienta en una declaración juramentada”.

Pero, hay algo aún más grave. Utilizaron un perito para que mienta en una declaración juramentada de un informe informático respecto a una gestión para aperturar el correo. Tanto el perito como quienes le ordenaron mentir, tendrán que responder por los delitos cometidos.

Tempo: ¿Pero, cómo se pueden comprobar estos hackeo?

Carlos Luis Sánchez: La compañía Google y los demás prestadores del servicio lo confirmaron. Se presentó una demanda en los EEUU contra el perito Juan Sebastián Grijalba y contra Diana Salazar.

Tome en cuenta que cuando hackean correos no se están metiendo a una cuenta a través de la clave. Se están metiendo a los servidores de las compañías americanas. En este caso eran correos de Google, Yahoo! y Microsoft. Al entrar a los servidores que están en suelo americano están cometiendo un delito informático dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos de América, en donde la justicia si es independiente.

“Están cometiendo un delito informático dentro de la jurisdicción de los Estados Unidos de América al hackear correos de Google, Yahoo! y Microsoft”.

Tempo: ¿Hay relación de estos hechos con la reciente campaña presidencial?

Carlos Luis Sánchez: Sin duda. Fue un momento oportuno para ellos que necesitaban evadir el tema corrupción a como de lugar y lo hicieron sacrificando la vida y la honra de personas inocentes como Carolina Astudillo.

Tempo: ¿Qué ha causado todo esto en su familia?

Francisco Martínez: Nos han perseguido y acosado a todos: a Carolina, a mis hijos, a mi. Mi hija Ana tuvo que cancelar su boda y salir del país con su hermana, porque se rumoraba que también iban a perseguirlas.

“Tuve que trasladar a mis hijos a vivir en una bodega de la Iglesia”.

Mis hijos tuvieron que dejar el colegio y la universidad para esconderse. Producto del miedo que sentía por las amenazas de la fiscalía, tuve que trasladar a mis hijos a vivir en una bodega de la Iglesia a la que asistimos.

Tempo: ¿Cómo ha sido el trato a su esposa en la cárcel?

Francisco Martínez: Inhumano, de presiones, de acoso, de tortura. En el principio estuvo incomunicada en una celda que entraba todo el mundo, gente ya procesada con uniforme naranja. El lugar para reposar era una plancha de metal mínima, justamente para que pase frío.

Mi esposa fue presionada: “declaras esto en contra de Pareja y sales libre, si no te vas a quedar aquí 13 años”.  

Mi esposa fue presionada a mentir. Le enviaron varios emisarios a chantajearla, a presionarla: “declaras esto en contra de Pareja y sales libre, si no te vas a quedar aquí 13 años”.  

Tempo: ¿Quién ejerció presiones?

Carlos Luis Sánchez: La propia fiscal Diana Salazar la presionó con este mecanismo, ofreciéndole un trato preferente, una pena reducida a cambio de que delate y acuse a Carlos Pareja Cordero de hechos falsos. Es más, la fiscal tenía un libreto listo para que Carolina firme.

Carolina Astudillo es una mujer cristiana y ella por sus principios le contestó que no iba a declarar hechos falsos en contra de Pareja Cordero ni de nadie.

Tempo: ¿Cuál es el monto del supuesto lavado. Son 53 millones o menos?

Carlos Luis Sánchez: El proceso ha sido manipulado, incoherente y viciado. Al iniciar la introducción fiscal se le acusa de todo y de nada de una forma muy general, luego al presentar el dictamen acusatorio le  acusan de supuestos actos de corrupción, de lavados de activos; pero solo evidencian una compra de un terreno encargada al estudio Pareja por un valor de $ 179.000 dólares.

Tempo: ¿$179.00 dólares? …no eran 53 millones

Carlos Luis Sánchez: Todo fue un montaje político y no comprobaron nada. Se linchó mediáticamente al doctor Pareja acusándolo junto a su secretaria de ser parte de la corrupción en Petroecuador. Ahora ya no mencionan nada al respecto.

Dijeron que el supuesto lavado de activos provenía del cohecho de Pareja Yanuzeli en Petroecuador -entidad a la que entró recién en el año 2012-, pero la transferencia que individualiza la fiscalía para este caso data de 2011 y corresponde a un encargo fiduciario al estudio Pareja, llevado adelante como un legítimo trabajo más de tipo profesional.

El delito de lavado de activos siempre parte de un delito fuente, es decir debe existir un delito inicial del que se obtiene dinero ilícito y después se lava. El delito fuente en este proceso es posterior al lavado de activos.

“La fiscal alega que el delito fuente es en el año 2015 y que el lavado es en 2011”.

Eso es ridículo. Las falsedades en los cimientos de este proceso caen por su propio peso.

Tempo: ¿Es verdad que su esposa tiene una enfermedad catastrófica?

Francisco Martínez: Sí. Mi esposa sufre de cáncer tipo carcinoma basocelular sólido infiltrante y existe un diagnóstico reservado de cáncer ovárico. La “injusticia” le ha negado un tratamiento adecuado.

Ella está muy deteriorada y enferma. Ha bajado 80 libras en menos de seis meses y últimamente sufre de fuertes dolores en el hígado por la deficiente de alimentación en la cárcel. En el patio y a pleno sol, debe hacer una cola de una hora para recibir la comida que le está enfermando más. Un médico nos advirtió que su cáncer puede terminar en metástasis por falta de atención permanente.

“Si mi esposa muere, responsabilizo a la Fiscalía, al Ministerio de Justicia y a Rafael Correa”.

Hemos pedido que se le permita estar en un hospital pero más pesa el odio de estos canallas. Allí en la penitenciaría corre grave riesgo de muerte y si algo le pasa, si mi esposa muere allí, responsabilizo desde ya a la Fiscalía y al Ministerio de Justicia y por supuesto también responsabilizo a Rafael Correa, el autor intelectual de esta miserable e inhumana persecución.

Tempo: ¿Su condición entonces podría empeorar?

Francisco Martínez: Así es. La tienen en una celda con 30 personas más. Sobrevive en medio del maltrato, el discrimen y una enfermedad catastrófica. Son verdaderamente desalmados, ni el cáncer de mi esposa le compadece a esta injusticia correísta.

Tempo: ¿Qué acciones legales han presentado al respecto?

Carlos Luis Sánchez: Hemos pedido se otorgue arresto domiciliario, y nos lo han negado. Cada vez que se presenta algún recurso hay injerencia estatal. El Ministerio de Justicia o en su momento del gobierno de Correa siempre presionaron para tirar abajo todos los recursos.

La defensa de Carolina ha presentado todos los recursos legales con toda la documentación legal que avala su inocencia a diferencia de la Fiscalía que no ha presentado ninguna prueba licita para demostrar su culpabilidad.

Tempo: Algún día habrá justicia, entonces que van a reclamar?

Carlos Luis Sánchez: Pediremos que se le devuelva a Carolina Astudillo su nombre, el tiempo que ha estado privada de libertad de forma ilegal.

“Ella perdió su trabajo, su vida, su familia y el daño causado a la familia es irreparable”.

No obstante el Estado ecuatoriano deberá resarcir el perjuicio causado por esta injusticia y deberá también repetir en contra de los autores materiales e intelectuales de esta persecución judicial.

Tempo: ¿A quiénes se refiere concretamente?

Carlos Luis Sánchez: A Rafael Correa, Diana Salazar, al perito Grijalba, los agentes de la UAF, que se han prestado para este y muchos casos de persecución. Igualmente al ex Fiscal Chiriboga y al actual Fiscal Carlos Baca sino procede con imparcialidad y probidad. En algún momento esto tiene que revertirse. No se puede actuar con maldad toda la vida, no se puede perseguir sin recibir consecuencias.