“Hay sospecha sobre fiscales y jueces en Ecuador”

“Si la cabeza de la fiscalía tiene una relación estrechísima con el líder del gobierno anterior y con personajes que hoy día están siendo investigados, como el vicepresidente, es muy probable que estas investigaciones no avancen”, afirma el presidente de Transparencia Internacional José Ugaz, quien añade que actualmente hay muchos recursos para repatriar el dinero fruto de la corrupción.

José Carlos Ugaz Sanchez-Moreno, Presidente de la ONG Transparencia Internacional. Fue Procurador Público Ad Hoc de Perú y sus investigaciones permitieron descubrir la red de corrupción del ex presidente Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos.

Entrevista tomada de Ecuavisa, Contacto Directo. Septiembre 1, 2017

 

Lenin Artieda: ¿Cuál es la clave para una lucha eficiente contra la corrupción?

José Ugaz: La primera lección que sacamos del proceso peruano es que para llevar adelante un exitoso proceso anticorrupción se requiere de voluntad política, la que es deseable provenga del liderazgo más alto de un país.

Lamentablemente, liderazgo ético y anticorrupción muchas veces son elementos contradictorios. Entonces, en esos casos, la ciudadanía, la opinión pública y los liderazgos alternativos deben de alguna manera hacerse presentes, como estamos viendo que ocurre en la región.

 

“Una ciudadanía movilizada viene generando presión para que se investigue y sancione la corrupción”.

Si miramos lo que está pasando actualmente en Centroamérica, en Guatemala, en Honduras, en República Dominicana, en el Caribe; lo que está pasando en Brasil, en el propio Perú, a raíz del emblemático caso Lava Jato, que ha impactado en 12 países de América Latina y dos países de África, es precisamente eso: una ciudadanía movilizada que viene generando presión.

Lenin Artieda: En el tema Odebrecht se calcula que están involucrados cerca de $50.000 millones. Pero pese a lo escandaloso del monto, observamos distintos ritmos en las investigaciones, con excepción de Venezuela, en donde no se está haciendo nada. ¿Cuál es el motivo de estos distintos ritmos? En su país, Perú, hay hasta ex presidentes sindicados y en otras naciones las cosas avanzan con más lentitud.

José Ugaz:  Tiene usted toda la razón. En primer lugar yo prefiero llamarlo el caso Lava Jato, porque Odebrecht sólo es una de las 16 empresas de construcción que están involucradas en este gran esquema de corrupción. Están todas las grandes de Brasil: Queiroz Galvão, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez y OAS,  además de Odebrecht, entre otras de menor escala.

El país que más ha avanzado es Brasil que ya tiene cuatro años en esta investigación.

Ha logrado -en el caso específico de Odebrecht– que se sometan a esquemas de colaboración 78 altos funcionarios, incluido el Presidente de la empresa, quien fue condenado a 19 años de prisión y que está buscando aminorar su sanción.

“Todos los gerentes generales de estas empresas, de las cinco grandes, están en prisión y colaborando con las investigaciones”.

Hay un gran banco de datos que reposa en el Brasil que se está compartiendo con otros países; y ahí es donde viene el problema del diferente ritmo.

En mi país Perú, se ha avanzado rápidamente porque el Fiscal de la nación se dio cuenta que no era un caso cualquiera y que requería una fuerza, como la de la Fiscalía brasileña. Ahora hay un fiscal con un equipo de más de 10 fiscales que están dedicados a tiempo completo a esta investigación.

Además de Fujimori, que está condenado a 25 años por los delitos que cometió en el pasado, tenemos al ex presidente Toledo, prófugo de la justicia y con orden de extradición, al haber recibido sobornos superiores a los 20 millones de dólares.

“El presidente Humala y su esposa están en prisión, por haber recibido dinero ilegal para el financiamiento de su campaña”.

Al presidente Humala y su esposa en prisión, por haber recibido dinero ilegal para el financiamiento de su campaña y al ex presidente García y al actual presidente Kuczynski, también bajo investigación.

Yo diría que después de Perú, los países que más han avanzado son Panamá, aunque lamentablemente el esfuerzo de la Fiscal General, de la Procuradora Porcell no está siendo acompañado por una justicia, que todavía está vinculado al pasado de Martinelli y está obstruyendo las investigaciones.

En países como Guatemala, la  CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad), también ha logrado avances importantes al punto que ahora que iba a investigarse al actual presidente Jimmy Morales, éste para evitar la investigación, ha declarado persona non grata al comisionado y se ha creado un escándalo internacional que felizmente ha sido detenido por la Corte Constitucional.

“En República Dominicana, se ha logrado movilizar a  más de 100 mil personas exigiendo al gobierno resultados en las investigaciones”.

En República Dominicana, el capítulo local de Transparencia Internacional ha logrado movilizar a  más de 100 mil personas en lo que se ha llamado la “Marcha Verde”, exigiendo al gobierno resultados en las investigaciones.

Colombia también tiene ya algunos funcionarios públicos en prisión.

Hay otros países como Venezuela, que es el extremo de la inacción. Es el país donde más dinero se ha invertido para pagarle a Odebrecht, lo cual hace presumir que los esquemas de corrupción son inmensos.

Y luego, el caso de Argentina, donde tenemos una Procuradora General bastante resistente, por sus vinculaciones con el gobierno anterior.

“Ecuador debe pasar de la palabra a la obra”.

Y Ecuador, que creo que está en una situación expectante. Hemos escuchado con mucho entusiasmo las declaraciones del nuevo presidente y ahora lo que queda es pasar de la palabra a la obra y que efectivamente se empiece a tomar acción, más aún cuando existe sospecha de que los fiscales y jueces en el Ecuador hoy responden más a intereses de quienes estarían de lado de los investigados que de aquellos que deben impulsar las investigaciones.

Lenin Artieda: ¿Tiene sentido una fiscalía de cuya independencia se tenga dudas?¿Es compatible lo uno con el otro?

José Ugaz: Es imposible. Es totalmente incompatible como son el agua y el aceite. El principio fundamental para que una judicatura y un ministerio público funcionen, es el de la independencia. Esto es una verdad universal y funciona lo mismo aquí, que en Bangladesh.

Si hay fiscales que han sido nombrados políticamente, más aún, si la cabeza de la fiscalía tiene una relación estrechísima con el líder del gobierno anterior y con personajes que hoy día están siendo investigados, como el vicepresidente, es muy probable que estas investigaciones no avancen.

“El presidente ha insinuado una ruta interesante como la Consulta Popular, para la renovación de los cuadros investigadores y de la justicia “.

Creo que es deseable y me parece que el presidente (Lenin Moreno) ha insinuado una ruta interesante como la Consulta Popular, para que se proceda a la renovación de los cuadros investigadores tanto los de la justicia como los de la fiscalía.

Lenin Artieda: ¿La delación premiada está de moda en América Latina. Centenares de ciudadanos se han acogido a ella en el intento de reducir sus condenas… ¿qué tan válido es que quien ha cometido un delito se beneficie de una reducción de hasta el 90% de la pena, como lo determina -por ejemplo en el Ecuador- el código penal?

José Ugaz: La delación premiada, también llamada colaboración eficaz, ha demostrado ser una herramienta sumamente efectiva.

Frente al crimen organizado, la mejor forma de poder desbaratarlo, es con información que viene de adentro, de personas que deciden finalmente apartarse de la organización y colaborar a cambio de un beneficio.

Cuando en el Perú propusimos esta Ley se nos acusó en algún momento de estar actuando contra la ética porque era inmoral negociar con delincuentes. Nuestra respuesta siempre fue que “lo inmoral es la impunidad”.

“Lo inmoral es cuando no se obtiene resultados”.

Lo inmoral es  cuando no se puede saber los delitos cometidos porque no se tiene la evidencia.

Si yo puedo lograr un entendimiento con alguien sancionado a una pena, a cambio de información que me va a permitir llegar a los cabecillas, a saber de delitos que antes no conocía, a poder repatriar dineros y a poder descubrir esquemas de corrupción muy sofisticados, por supuesto que la colaboración efeicaz es una herramienta que desde el punto de vista penal tiene toda la justificación ética y además los resultados procesales absolutamente eficientes como se ha demostrado.

En el Perú la ley  la Colaboración Eficaz -como en Colombia, en Guatemala, en otros países, ha llevado a que podamos sentar en el banquillo de los acusados a personajes a quienes nunca antes hubiéramos pensado que les iba a alcanzar la justicia.

“Hoy contamos con una riada de información que estamos aprovechando en varios países”.

En el caso de Brasil el propio Marcelo Odebrecht, presidente de la empresa se ha acogido y ha convencido a 78 funcionarios de su empresa a seguir su ejemplo y por eso es que hoy contamos con una riada de información que estamos aprovechando en varios otros países.

Lenin Artieda: Sancionar a los corruptos es la aspiración mayor de una sociedad, pero ¿qué pasa con el dinero mal habido? Usted en Perú tuvo una experiencia positiva y logró la repatriación del dinero de la red de Vladimiro Montesinos. Logró que se repatríen cientos de millones de dólares de Suiza de las Islas Cayman, de EEUU ¿cómo se hace eso?

José Ugaz: Bueno hoy en día existen reglas mucho más claras que antes. En ese entonces Perú -por ejemplo- no era suscriptor de la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción. No teníamos una unidad de inteligencia financiera y no había la infraestructura que hoy existe para repatriar.

Casos de gran corrupción del pasado como el de Indonesia, el de Filipinas, el de Nigeria, se demoraron décadas en empezar a repatriar dinero de Suiza, en pequeñas cantidades.

En el caso nuestro, logramos tomar contacto muy rápido con las autoridades suizas y eso nos permitió repatriar en un tiempo récord de muy pocos meses los primeros $45 millones.

A la fecha el Perú ha recuperado más de $ 350 millones de un estimado de 600 que puede haberse llevado la organización de Fujimori y Montesinos.

“Hay muchos recursos para repatriar el dinero fruto de la corrupción”.

No tenemos una cuenta total pero ya existe un conjunto de reglas internacionales. El propio Banco Mundial tiene una guía y provee a los países que le piden de asesoría. Hay consultores especializados, hay firmas de abogados que se dedican exclusivamente a esto.

En general hoy día hay muchos recursos para repatriar y de hecho hay muchos países que están recuperando dinero de la corrupción.