«Espectáculo surrealista con muchas mentiras dichas con aplomo…»

Así califican en Francia a presentación de Correa en Marsella y agregan que el espejismo de la «revolución ciudadana» y la crisis inocultable y sin retorno en Ecuador, demuestran que no es un modelo viable para la izquierda en Europa. El análisis es de dos jóvenes politólogas francesas y fue publicado en Mediapart.

Mediapart es un medio digital francés que difunde importante información sobre política y actualidad local y mundial. https://blogs.mediapart.fr

Tomado de Media Part / Francia / Septiembre 5, 2017

 

El 25 de agosto en Marsella, el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa fue recibido pomposamente por los organizadores de la Amphis d’été un foro del movimiento Insoumise France, Francia Rebelde.

Para muchos de nosotros, franceses y ecuatorianos quienes vivimos, trabajamos y estudiamos en Ecuador por muchos años y simpatizantes del Insoumise France, el espectáculo fue bastante surrealista e increíbles las mentiras proferidas -con singular aplomo- por el antiguo jefe de Estado que ahora reside en Bélgica, a tal punto que despertaron indignación.

«El espectáculo fue bastante surrealista e increíbles las mentiras proferidas -con singular aplomo- por el antiguo jefe de Estado».

Implosión a la vista

La «revolución ciudadana» que Correa afirma haber liderado entre 2006 y 2016 está en plena implosión debido a los golpes de un sucesor que el mismo designó a dedo, sin ninguna consulta o elecciones primarias dentro de un movimiento político débilmente estructurado.

El movimiento Alianza País, siempre ha obedecido las instrucciones de su líder y ahora está sorprendido por esta disputa de jerarquías, aunque la gran mayoría de oportunistas y obsecuentes antes alineados con Correa, ahora ya están realineándose bajo las nuevas directrices marcadas por el presidente Lenín Moreno.

 «La mayoría de oportunistas y obsecuentes antes alineados con Correa, están realineándose junto a Lenín Moreno».

¿Cuáles son las causas de este giro de 180 grados que hoy hace que Rafael Correa y el núcleo duro de sus partidarios denuncien a Lenín Moreno como un «traidor»? Lo entenderemos mejor si observamos que Moreno está navegando hoy sobre una tasa de popularidad de más del 80% al denunciar como negativa, incompleta o ficticia una buena parte de la herencia del «correismo».

Lenín Moreno está desmantelando toda la maquinaria política instituida por Correa para bloquear el posible retorno al poder del caudillo de Alianza País, pues la aceptación de la ahora goza Moreno no se debe tanto a las virtudes cuestionables del nuevo mandatario y de su equipo, cuyas conclusiones son demasiado pronto para analizar, sino al contraste que ha creado frente al autoritarismo, la corrupción masiva y las pretensiones económicas y sociales del régimen de «democracia controlada» impuesta por Correa.

Estos son los tres ejes que caracterizana Lenín Moreno para consolidar su poder y asegurar un mínimo de consenso frente a un horizonte económico cada vez más sombrío, producto no sólo por la caída de los precios del petróleo:
(1) Acabar con el autoritarismo y renovar el diálogo con actores de la sociedad civil, como el movimiento indígena, los medios de comunicación y los sindicatos;
(2) Combatir la corrupción masiva y la impunidad de la que gozan los jerarcas de la burocracia correista protegidos por la justicia;
(3) Revisar el historial económico del régimen de Rafael Correa, caracterizado por graves errores tapados con efectos de propaganda grandilocuente,  sin seguimiento real en el terreno y por maquillaje desvergonzado de las cifras económicas.

La democracia primero

Cuando el nuevo presidente afirma: «Es maravilloso. Poco a poco, la gente está abandonando su comportamiento de oveja y está empezando a respirar realmente esta nueva libertad, y eso es lo que me gusta, a la gente le gusta criticar», todo el Ecuador, incluyendo la mayoría de los miembros del partido gobernante, saben muy bien de lo que se está hablando.

«Rafael Correa no es un «dictador», pero sus antecedentes sobre las libertades públicas son muy sombríos. Ecuador no había experimentado una ola de criminalización de los movimientos sociales desde la época de León Febres Cordero».

Ciertamente, Rafael Correa no es un «dictador», pero sus antecedentes sobre las libertades públicas son muy sombríos. Socavó e irrespetó el derecho a protestar, el derecho laboral, los derechos de la mujer, la protección del medio ambiente, la autonomía de las organizaciones de base, la independencia del poder judicial, la libertad de expresión. La regresión en estos aspectos fue notable bajo su mandato, especialmente a partir de 2011.

Correa y León Febres Cordero

De hecho, las cifras represivas recogidas por las organizaciones de derechos humanos muestran que Ecuador no había experimentado una ola de criminalización de los movimientos sociales desde la época de León Febres Cordero (1984-1988), un ex presidente ultra-autoritario amigo de Ronald Reagan quien lideraba una agenda radical «anticomunista».

Esta es la razón por la que una serie de intelectuales y opositores de izquierda -incluyendo a varios prominentes ex colaboradores del gobierno de Correa – no dudan en calificar a su mandato, como una verdadera «restauración conservadora». El hecho es que muchos de los activistas más diligentes de los movimientos sociales, han sido llevados ante la justicia, incluso encarcelados, por el régimen de Correa.

Correa se las pasa enviando tweets furiosos desde Bruselas a las 4 de la madrugada en contra de las decisiones de Lenín Moreno, su sucesor.

Desde un ático en Bruselas

Rafael Correa -se las pasa enviando tweets furiosos desde Bruselas a las 4 de la madrugada, como un común Trump– sobre lo que Lenín Moreno ha estado haciendo en los últimos tres meses.

Varios sectores de la oposición social y política, como la Conaie (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador), -de cuya casa de reunión de Quito Correa intentó expulsarlos hace algunos años-, ahora están negociando con Moreno y recibiendo amnistía a activistas indígenas y ambientales procesados ​​o encarcelados por su antecesor.

Moreno está poniendo fin a órganos de censura y control de la comunicación, dignos de un sátrapa de Europa del Este.

También se está poniendo fin a la persecución judicial de periodistas y a la censura originada en una Ley de Comunicación y varios órganos administrativos y de control dignos de una sátrapa de Europa del Este: el Secom, el Cordicom y el Supercom, establecidos por el gobierno anterior para controlar, intimidar y disciplinar a los medios de comunicación. Para colmo, Moreno despidió a los propagandistas serviles que Correa había designado como cabeza de los medios de comunicación públicos.

«Correa considera como fundamentos intocables, la criminalización procesal de hasta los más mínimos impulsos de crítica y protesta por parte de los ciudadanos».

Lo que desencadenó la ruptura entre los dos ex-aliados en junio pasado, justamente es el hecho de que el ex presidente Correa considera como fundamentos intocables, el acoso judicial permanente a los movimientos sociales, a la sociedad civil, a periodistas y la criminalización procesal de hasta los más mínimos impulsos de crítica y protesta por parte de los ciudadanos.

Corrupción sistemática

En el ámbito de la corrupción, Correa no inventó nada, y algunos miembros del equipo de Moreno (muchos heredados de su predecesor) probablemente no son unos «angelitos», pero se necesita un increíble valor para declarar, como lo hizo el ex presidente en Marsella, que «la Revolución Ciudadana puso fin a la corrupción institucionalizada en Ecuador».

«Se necesita un increíble valor para declarar que «la Revolución Ciudadana puso fin a la corrupción institucionalizada en Ecuador».

Esto, a pesar de que cada semana durante varios meses, salen nuevas revelaciones y escándalos que involucran a los colaboradores más cercanos de Correa y que develan un sistema generalizado de sobornos, corrupción y lavado de dinero.

Corrupción: los casos Odebrecht y Petroecuador

Los casos de corrupción más indignantes son quizá el de la empresa pública estratégica Petroecuador, con 16 procesos de investigación abierta, ocho por enriquecimiento ilícito, tres por delincuencia organizada y dos por lavado de dinero, y el gigantesco caso Odebrecht que, desde noviembre de 2014, ha involucrado ya a un importante número de Jefes de Estado y altos funcionarios de todas las fronteras ideológicas en América Latina, y que ahora también toca el gobierno de Rafael Correa en Ecuador.

«41,7 millones de Odebrecht habrían desembarcado en Ecuador para «facilitar» la firma de contratos por valores de más de $ 4,4 mil millones».

De los $ 800 millones que la compañía de obras públicas brasileña Odebrecht habrían distribuido en todo el mundo, 41,7 millones habrían desembarcado en Ecuador para «facilitar» la firma de contratos por valores de más de $ 4,4 mil millones.

El círculo de Correa salpicado de corrupción, su ex vicepresidente incluido

En estos y otros casos, mas de una media docena de ministros y altos funcionarios de Correa (entre ellos el Fiscal General, el titular de la Contraloría, el ex Ministro de Hidrocarburos y el ex Presidente de el Instituto Nacional de Seguridad Social), ya están bajo investigación, acusados, encarcelados o han huido de la justicia para refugiarse en el extranjero, pero el círculo de acusaciones se está apretando en torno al vicepresidente Jorge Glas, quien habría sido puesto en el poder por Correa para «monitorear» y «encuadrar» a Lenín Moreno y asegurarse el éxito de una operación de sucesión-transición tipo «Putin-Medvedev«, táctica que está siendo dramáticamente destruida.

«Jorge Glas, habría sido fue puesto en el poder por Correa para «monitorear» y «encuadrar» a Lenín Moreno».

Glas, ingeniero eléctrico cuya parte de la tesis es el resultado del plagio y que no tiene ningún pasado militante en la izquierda ecuatoriana le debe todo a su amigo Correa, quien era su líder scout y su maestro privado antes de ser su patrocinador político.

Los antecedentes de Jorge Glas y Wilson Pástor

Nombrado por Correa sucesivamente, ha ocupado puestos clave. Fue principal del Fondo de Solidaridad en 2007, Ministro de Telecomunicaciones en 2009 y luego Ministro de Coordinación de Áreas Estratégicas hasta 2013, fue también vicepresidente de Rafael Correa de 2013 a 2017 y luego de Lenín Moreno desde último 24 de mayo.

A pesar de que no fue destituido formalmente de su cargo (que sólo la Asamblea Nacional puede hacer), el nuevo Presidente retiró todas las funciones a Glas el 3 de agosto debido a las graves sospechas que lo involucran en dos casos: un contrato petrolero en beneficio de una empresa vinculada a la hija del entonces ministro de Energía y Minas, Wilson Pástor, y en el propio caso Odebrecht, en el que su tío Ricardo Rivera está seriamente implicado por un video que devela la existencia de sobornos millonarios y mensajes electrónicos que requieren la intermediación de un determinado «JG«.

Moreno retiró todas las funciones a Glas el 3 de agosto debido a las graves sospechas que lo involucran en dos casos de corrupción.

Sería demasiado largo detallar todos los casos que involucran a colaboradores cercanos, familiares y amigos de Rafael Correa, pero vale la pena revisar el caso del Pastor arriba mencionado, porque es el vínculo perfecto entre la corrupción y el vacío de muchas de las afirmaciones «antiimperialistas» del discurso de Correa.

Cuando la «Revolución Ciudadana» refuerza los vicios del Estado rentable

Lejos de constituir una clara ruptura con décadas de «saqueo» e injusticia, como Correa proclama a toda costa, continúan prácticamente intocables los mismos vicios en la política petrolera del correísmo. Eminencia del petróleo ecuatoriano por más de treinta años, Wilson Pástor ha sido capaz de servir tanto a los intereses «imperialistas» de una firma como Texaco, de la cual fue gerente financiero en Ecuador, y la supuestamente «nacionalista» Petroecuador del régimen de Correa.

De hecho, la disputa entre Chevron -el sucesor de Texaco– y el Estado ecuatoriano, protagonizada con grandes refuerzos de propaganda millonaria por Correa, es ante todo una pantalla de humo enmascarando serias depredaciones contra el medio ambiente y las poblaciones indígenas causadas tanto por Petroecuador como por algunas multinacionales oportunistas satanizadas mediáticamente.

«La disputa de Correa con Chevron es ante todo una pantalla de huma para enmascarar serias depredaciones ambientales».

Asociado con firmas chinas a principios de los años 2000, fue también Pástor quien, como Ministro de Energía y Minas, hizo posible desde 2012 la minería a gran escala de empresas de China poniendo en riesgo los ecosistemas tan vitales como frágiles en territorios indígenas.

El doble discurso

Junto a la continuidad de las políticas extractivistas y rentistas de antes, la posición «antiimperialistas» de Correa han quedado solo en discurso en los últimos años: retornó al redil del FMI y el Banco Mundial desde 2014, firmó un tratado de libre comercio con la Unión Europea – lo que la «Revolución Ciudadana» había jurado no hacer jamás en las condiciones exigidas por Bruselas -, concedió la mitad de las reservas del oro ecuatoriano a Goldman Sachs a cambio de dinero en efectivo, una «renegociación» de la deuda a través de trusts a los que contribuyeron, a nombre del banco Lazard, Mathieu Pigasse, seguido a partir de 2014 por un resurgimiento explosivo e incontrolado del ciclo de la deuda.

«Correa retornó al redil del FMI y del Banco Mundial y concedió la mitad de las reservas de oro a Goldman Sachs».

De hecho, esta gestión errática de la deuda ecuatoriana y el monto minimizado de la misma fue denunciada por Lenín Moreno, quien no desea soportar el gasto y el despilfarro de su predecesor.

Para el economista Alberto Acosta, (figura tutelar de la izquierda ecuatoriana radical, ex ministro de Correa y ex presidente de la Asamblea Constituyente y quien luego se alejó del poder en 2009 debido a sus graves desacuerdos – democráticos y ambientales en particular – con su ex discípulo), Correa nunca cesó de «borrar de su codo lo que escribió».

Progresos modestos

Sobre los progresos modestos pero probablemente meritorios en la reducción de la pobreza y de la desigualdad que Ecuador experimentó bajo el régimen de Correa, podemos decir rápidamente dos cosas que también señalan Acosta y otros observadores:
(1) El hecho de que fueran más importantes pocos años antes de la llegada de Correa al poder que bajo su mandato, así como las iguales o superiores actuaciones de ciertos vecinos neoliberales como Perú o Colombia, muestran aunque son sobre todo un reflejo del auge de las exportaciones de productos primarios y un repunte económico en relación con el deterioro de las condiciones sociales alcanzado durante la crisis financiera de 1999-2000;
(2) Estancadas desde 2011, estas ganancias sociales están fuertemente amenazadas por el deterioro de los indicadores económicos y la persistencia del desempleo masivo y el subempleo.

Preguntas complejas de Francia Rebelde para Correa

Frente a esta crítica, que antes se limitó a los círculos de la izquierda opuesta a Correa, ahora ampliamente retomada por el séquito de Moreno, el ex presidente ha denunciado desde Bruselas una conspiración para acabar con su legado y afirma que el » Ecuador está «regresando al pasado» y «la patria está a la venta».

«Correa ha denunciado una conspiración para acabar con su legado».

Pero si esto es así, surgen una serie de preguntas muy complejas. ¿Cómo es posible que el sucesor designado del «mejor presidente de la historia del Ecuador» reedite literalmente muchas de las acusaciones de sus más feroces enemigos? ¿Cómo podría la «Revolución Ciudadana» nutrir semejante víbora en su contra? ¿Por qué no hay en este momento una media docena, al menos, de dignos parlamentarios de Alianza País, que vengan de frente al rescate de su líder histórico?

Y sobre todo, como señala el sociólogo español Decio Machado, ex consejero de Rafael Correa, «¿Dónde está la llamada transformación revolucionaria profunda que el aparato de propaganda correísta nos ha contado durante una década si, en tan sólo 90 días, según sus mismos sucesores, no queda nada»

Queda por ver por qué ciertos líderes de Insoumise Francia creen necesario ofrecer una plataforma a las mentiras y medias verdades de Correa y legitimar una estafa que ahora es denunciada por su propio sucesor y delfín y prácticamente todas las organizaciones sociales y populares en particular por el movimiento indígena y los sindicatos de trabajadores, histórica punta de lanza de la lucha por la democracia y contra el neoliberalismo en Ecuador.

¿Era necesario ofrecer una plataforma a las mentiras y medias verdades de Correa y legitimar una estafa que ahora es denunciada por su propio sucesor?

Es en parte otro debate, pero es un debate importante, que probablemente tiene que ver con la extraña y probablemente oportuna (para algunos líderes) la falta de una estructuración clara y democrática de la Insoumise Francia, los militantes de este movimiento – pero ¿qué es hoy un «militante» de Insoumise Francia y cuáles son sus derechos y deberes? esto no está en absoluto claro tampoco – tendrá que captar en algún momento u otro.

 

Sunniva Labarthe, Estudiante de Doctorado «Territorios, Sociedades y Desarrollo», EHESS-CESPRA.

Lucie Laplace, estudiante de doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad de Lyon II.

 

Para aquellos que deseen aprender más, además de las fuentes citadas en la nota, algunos suplementos bibliográficos útiles basados ​​en los análisis de la izquierda crítica en Ecuador (en español y francés):

Pablo Ospina Peralta, La tormenta imperfecta, Comité Ecuménico de Proyectos, Quito, julio de 2017, http://www.cepecuador.org/images/PDFs/coyuntura_ecuador_julio_2017.pdf; Idem, «La división de Alianza País. Interpretaciones para las izquierdas latinoamericanas «, Rebelión, 29-08-2017, http://rebelion.org/noticia.php?id=230801.

Sunniva Labarthe, «Cuando el jaguar pierde los dientes. Imagen internacional y concursos locales de la Revolución Ciudadana en Ecuador «, en Thomas Posado (ed.),» Volviendo a la izquierda en América Latina: ¿fin del ciclo? «, International Research, No. 107, abril-junio de 2016.

Sunniva Labarthe y Marc St. Upéry, «Ecuador: el » post-verdades » Pierre Carles y Nina Faure» Mediapart, 05/12/2016, https://blogs.mediapart.fr/saintupery/blog/051216 / Ecuador-the-post-verdades Picopiedra-Carles-y-nina-Faure.

Sunniva Labarthe, «Los resultados mixtos de la izquierda latinoamericana», en Bertrand Badie y Dominique Vidal (eds.), El estado del mundo 2016: Un mundo de desigualdades, La Découverte, París, 2015.

Tomado de Media Part / Francia

https://blogs.mediapart.fr/sunniva/blog/310817/france-insoumise-correa-un-parrain-encombrant-au-bilan-fort-conteste

……………………

CITAS Y LINKS
1 «Presidente Lenín Moreno rompe fuegos sobre situacion económica contra Rafael Correa» Ecuador Inmediato, 07.11.2017, http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818822756&umt=presidente_Lenín_moreno_rompe_fuegos_contra_situacion_economica_que_le_habria_dejado_rafael_correa .
2 De acuerdo con las estadísticas proporcionadas por la Fiscalía General de la Nación, entre 2009 y 2013 se han producido entre 300 y 400 juicios por año por «delitos contra la seguridad del Estado», constituidos por más dos tercios por las llamadas «rebeliones» y «ataques» contra funcionarios públicos. Cf. Programa andino de Derechos Humanos, Informe Sobre Derechos Humanos, Ecuador 2009-2013, Universidad Andina Simón Bolívar, Quito, 2014.
3 Alberto Acosta. La restauración de la preservación del correísmo, Montecristi Vive, Quito, 2014.
4 Monica Almeida, «Estados, medios y censura blanda. Una comparación transnacional y transideológica «, Nueva Sociedad, N ° 249, enero-febrero de 2014. Este artículo ofrece una sorprendente e instructiva comparación entre Ecuador y Hungría por Viktor Orbán.
5 La cantidad de incautaciones realizadas durante las búsquedas aleatorias ascendió a más de 300.000 dólares en efectivo, se entrevistó a 80 personas, 24 estaban bajo investigación, cinco de ellas fueron previas al juicio.
6 Fernando Villavicencio y Christian Zurita, «Ecuador y Odebrecht mano sucia» Plan V, 22-12-2016, http://www.planv.com.ec/investigacion/investigacion/ecuador-y-la-mano- Sucia-Odebrecht.