CAMPAÑAS SUCIAS, AYER Y HOY

El “zar de las guerras sucias” está con los socialcristianos. Se llama Antonio Solá y está casado con la candidata a la viceprefectura del Guayas Susana González. Solá y Carlos Luis Morales serían los autores intelectuales de una campaña sucia contra Jimmy Jairala, su esposa y su familia, en base a información adulterada por ex empleados de Morales infiltrados en la Prefectura. CREO también sería otra de sus víctimas. La historia sucia de las campañas, aquí la resumimos.

Antonio Solá y Susana González en su boda a la que fueron invitados de primera fila Jaime Nebot, Cynthia Viteri, Galo Chiriboga. Él sería el autor intelectual de una campaña sucia contra Jimmy Jairala y su familia así como la que perjudicó a Guillermo Lasso en 2017.

INVESTIGACIÓN / noviembre 15, 2018

Las campaña sucias son tácticas políticas inmorales con las que se ataca o agrede al adversario resaltando sus defectos y a veces inventándolos. Este tipo de tácticas distorsionan la realidad, la manipulan y se aprovechan del desconocimiento ciudadano. No buscan ilustrar al público ni prevenirlo. Buscan engañarlo.

Las campañas sucias siguen tan vigentes hoy como antes, pero con el avance de la tecnología, los medios para difundirla han cambiado notablemente, aunque los conceptos se mantienen. Antes se masificaban por medio de la televisión, hoy por medio de las redes sociales.

LA HISTORIA NO ES NUEVA Y DATA DEL RETORNO A LA DEMOCRACIA

Pero las campañas sucias, negativas o de contraste -como dicen los expertos-, no son nuevas en el Ecuador y la primera de ellas que se recuerda en la historia política se remonta a 1984, cuando el entonces  candidato presidencial, Rodrigo Borja acusó a su oponente León Febres-Cordero de hacer campaña sucia y pagar a 50 ciudadanos colombianos para que recorran el país sembrando falsedades en su contra y diciendo a los electores que Borja era ateo, comunista, que estatizaría propiedades privadas y que llevaría el país a la ruina.

León Febres-Cordero ganó a Rodrigo Borja la elección en 1984 con el slogan Pan, Techo y Empleo, lema que se le atribuye al colombiano Oscar Lombana.

En efecto los 50 o más colombianos eran reales y si, recorrían el país contratados por el “polibio” de entonces, un encuestador colombiano llamado Oscar Lombana. La gente no admitió la alerta de Borja y Febres-Cordero ganó las elecciones el 6 de mayo de 1984.

LA CAMPAÑA DE 1992: “DAHIK, TERRORISTA ECONÓMICO”

En las elecciones presidenciales de 1992Jaime Nebot y su asesora Gloria de Carbo montaron una campaña sucia que fue difundida en todos los canales de televisión en contra de su hoy gran amigo y consejero Alberto Dahik, quien era binomio de Sixto Durán Ballén. 

Campaña sucia de Jaime Nebot y Gloria de Carbo contra Alberto Dahik. Hoy Nebot y Dahik son muy cercanos.

Nebot contrató a un actor para que dijera que Dahik era un “terrorista económico”, actor que finalmente terminó diciendo la verdad en un video que dejó mal parada a la campaña de Nebot y que le valió perder ante su contendor Sixto con una diferencia de 14 puntos.

LA CAMPAÑA DE 1996: A NEBOT LE SALE EL TIRO POR LA CULATA

En 1996, el mismo Jaime Nebot vuelve a ser el protagonista de otra campaña sucia cuando en su desesperación al sentirse perdido en la segunda vuelta frente a Abdalá Bucaram, conjuntamente con su asesor Jaime Durán Barba y un productor venezolano de campañas sucias, atacaron a su contendor con argumentos de baja ralea.

En 1996 la campaña sucia de Nebot no dió resultados y lejos de afectar a Bucaram lo victimizó ante el electorado.

A pesar de mostrar imágenes de Bucaram bañándose en whisky o con su hermana Elsa lanzando pelotas y aguinaldos desde los balcones del Municipio y gente muriendo entre la multitud, nada pudo hacer la campaña sucia de Nebot que fue transmitida en los canales de señal abierta, (las redes sociales no existían). Toda esta andanada de “bombas mediáticas sucias”, lejos de afectar la imagen de Bucaram lo victimizaron ante los votantes que finalmente le dieron el triunfo al “loco que ama”, con una diferencia de más de 10 puntos sobre Nebot.

LAS ENCUESTAS COMO TÁCTICA DE CAMPAÑAS SUCIAS

Las encuestas han sido también parte de las campañas sucias igualmente desde hace mucho tiempo en Ecuador. Publicitar encuestas favorables a un candidato o desfavorables para el oponente genera la sensación de ganador o perdedor en el electorado. En la última década del siglo pasado, Jaime Durán Barba y Gloria de Carbo montaron una de las campañas más impúdicas de la historia.

En el entonces Telecentro,  en horario triple A, difundieron sistemáticamente encuestas de la empresa de Durán -sin contrastar otras fuentes- que siempre favorecían a los socialcristianos. El resultado, el PSC barrió en las elecciones y obtuvo mayoría en el Congreso. Telecentro era el canal con la mayor audiencia masiva a nivel nacional.

ANTONIO SOLÁ: EL ZAR DE LA GUERRA SUCIA

La táctica de manipulación con encuestas es una de las preferidas del “zar de la guerra sucia” Antonio Solá esposo de la actual candidata socialcristiana a la viceprefectura del Guayas, Susana González. Esta fórmula ya la utilizó sin éxito con Cynthia Viteri en las elecciones presidenciales del año 2017 en la que Solá era su estratega.

Promotor de la calumnia como arma política, el publicista español Antonio Solá fue el autor de la guerra sucia en las elecciones de México en 2006.

Solá tiene un largo historial internacional de campañas sucias, generando rechazo por sus calumnias y sus pocas cualidades ético-profesionales.

Por entonces, Nebot -asesorado por Solá-, se desgañitaba mostrando encuestas y asegurando públicamente que Viteri estaba en segunda vuelta por sobre Guillermo Lasso. A la hora de la verdad, la realidad fue totalmente diferente: Lasso pasó a la segunda vuelta y Cynthia quedó a 10 puntos abajo del candidato de CREO.  Así se evidenció la manipulación que Nebot y Solá hicieron con su engañosa campaña de encuestas.

Solá trabajó con CREO primero y luego contra ese partido. Aquí en una foto con César Monge.

Solá es un mercenario sin ética profesional que hoy está aquí y mañana allá. A pesar de haber trabajado un tiempo con Guillermo Lasso, no tuvo empacho en implementar con el PSC y Cynthia una campaña mentirosa de encuestas para impedir que el candidato de CREO llegara a la segunda vuelta en el 2017.

CAMPAÑA SUCIA Y ENCUESTAS ENGAÑOSAS

En la actualidad y al calor de la precampaña para la alcaldía de Guayaquil, Nebot y Solá han vuelto a insistir en la misma táctica engañosa al utilizar encuestas falsas. La supuesta encuestadora Click -por ejemplo- que siempre le da notables ventajas a Viteri por sobre sus oponentes, está en proceso de liquidación y muestra notables inconsistencias en sus declaraciones ante el SRI.

El sitio de Noticias Falsas Ecuador calificó como falsa a esta encuesta -por entre otras cosas- favorecer a la candidata Viteri y poner una suma porcentual de 106%.

Igualmente han aparecido una cantidad inusitada de encuestadoras y encuestas evidentemente falsas como una en la que Cynthia Viteri ganaba con un amplísimo margen sobre Jimmy Jairala, pero al sumar los porcentajes de los diversos candidatos la suma llegaba al 106%. Evidentemente esa encuesta es forjada.

ESTADO DE PROPAGANDA Y CAMPAÑAS SUCIAS EN EL CORREATO

En el régimen de Rafael Correa, la campaña sucia tomó más fuerza y desde el poder se hizo una práctica cotidiana el montar sistemáticos ataques mediáticos contra opositores y disidentes a través de espacios televisivos como las “sabatinas”, réplicas pregrabadas, espacios políticos oficiales, etc.

Las sabatinas de Correa fueron el podium oficial en el que la descalificación y el lenguaje violento y agresivo se emanaban desde el poder central.

El correato creó nuevos canales de televisión, confiscó otros dos y conformó un aparataje de propaganda masivo nunca antes visto en Ecuador para adoctrinar a la población y deificar el modelo chavista y sus caudillos. Con esta megaestructura mediática logró prácticamente desaparecer a la oposición política.

Esta guerra sucia tuvo su respuesta en su momento y vino lo que podríamos llamar la ¨primavera quiteña”, una de las respuestas ciudadanas más intensas que al igual que en Venezuela se expresaron en las calles y en las redes sociales y las que prácticamente minaron un poder con ansias perpetuas que parecía imparable.

Fernando Alvarado, operador de varias campañas sucias del correato, hoy da sus últimos pasos en su especial destreza para sembrar incertidumbres en el gobierno de Lenin, aseverando que un cercano al Presidente lo ayudó a escapar.

No obstante, la operación de guerra sucia desatada por Correa, produjo y produce hasta hoy muertos y heridos. Un actor principal de esas tácticas, hoy prófugo, se sacó el grillete y protagoniza una guerra sucia sembrando dudas y sospechas al interior del gobierno que él mismo ayudó a vender.

CAMPAÑA SUCIA CONTRA JAIRALA 

Son ya algunos meses desde que empezó la precampaña para las elecciones seccionales en  Guayaquila y la tónica ha sido un ataque constante de la campaña de Cynthia Viteri -comandada por Jaime Nebot-, contra el candidato de Centro Democrático Jimmy Jairala, quien continúa con una tendencia ascendente y ha puesto en peligro la perpetuación del llamado “modelos exitoso” de Nebot.

Comunicado de la Directiva de Centro Democrático cuestionando la campaña sucia de Cynthia y su asesor Antonio Solá

La virulencia en contra de Jairala fue denunciada por la Directiva Nacional de su partido. El discurso de Nebot y sus voceros va desde la displicencia, pasando por irrespetuoso hasta sonar prepotente, característica desde siempre adherida al socialcristianismo. Tildan a Jairala de improvisado, desinformado, que no sabe nada,  calificativos que curiosamente son repetidas en las redes sociales a través de cuentas que no tienen identidad. 

A diferencia de las primeras campañas sucias que se libraban a través de espacios en televisión,  hoy el “ring” de las campañas sucias son las redes sociales, en las que hay una evidente supremacía de los troll socialcristianos, pero sobre todo jugosos contratos con empresas amigas del PSC.

CAMPAÑAS SUCIAS Y REDES SOCIALCRISTIANAS

Andrés Tacle, propietario y socio de la empresa Ecorpmax SA, hijo de un ex legislador socialcristiano, persona de confianza de Jaime Nebot y de Cynthia Viteri, celebra desde hace varios años contratos con el Municipio de Guayaquil, entidad a la que oferta millonarios impactos de propaganda a ser difundidos en las cuentas de redes sociales de los guayaquileños. EcorpmaxSA, es una empresa registrada en la Superintendencia de Compañías para realizar ventas al por menor de alimentos, bebidas y otros, sin embargo es contratada cíclicamente para reforzar la propaganda y la comunicación municipal.

Tacle maneja los contratos y los trolls, pero el mentor de estas campañas es Solá

Antonio Solá, montó junto con Carlos Luis Morales, una campaña sucia no solo contra Jimmy Jairala sino contra su esposa y su familia, involucrando incluso temas personales y familiares.

Tacle maneja los contratos y los trolls, pero el mentor de estas campañas es Solá, quien conjuntamente con Carlos Luis Morales habrían comprado información adulterada a ex empleados de la Prefectura.

La campaña sucia de Solá, quiere ganar también la Viceprefectura para su esposa, incluso atacando temas muy personales y sensibles como la familia, la esposa y los hijos de Jairala.

NEBOT, ¿PRESIDENCIABLE EN EL 2019?

Y como si lo anterior fuera poco, Solá vendió a Nebot la “campaña sucia madre Nebot Presidente”, es decir que actúe como par hacerle creer al país que Nebot aspira a ser Presidente en la venidera elección, todo con el fin de apuntalar la alicaída campaña de Viteri y motivar al partido, a los donantes y a los seguidores.

Nada mas falso, porque Nebot jamás aceptaría hacerse cargo de un país con una alta recesión, casi quebrado, para constituirse en el enterrador de un Ecuador hundido en la crisis económica más grave de su historia. Esto, Nebot no está dispuesto a asumir. Él siempre se cubre, no arriesga su imagen, usa a sus legisladores y gobierna con pactos tras el poder en Carondelet.

Recordemos que el verdadero cambio de Guayaquil no lo inició Nebot sino su predecesor León Febres-Cordero quien logró el verdadero cambio de la ciudad. Nebot ha sido un buen continuador de obras, pero ha demostrado no  ser un buen planificador; eso sí un gestor de obras de relumbrón y de propaganda.

“VEN PARA MEARTE, INSECTO…”

En las guerras sucias hay contendientes, pero siempre salen mal parados los que están identificados con ella, en este caso Nebot, sus estrategas, sus amigos y partidarios como los Tacle, además contratistas de campañas de redes que aparentemente son para la Alcaldía y sin beneficio de inventario para respaldar a Cynthia Viteri.

Por el lenguaje virulento y agresivo común en Nebot, se lo identifica como el más cercano a una campaña sucia. Basta recordar su florido vocabulario desatado en el Congreso Nacional en los años noventa.

Por el lenguaje virulento y agresivo común en Nebot, se lo identifica como el más cercano a una campaña sucia

A Jairala no le calza la campaña sucia porque el imaginario popular más bien lo identifica con una imagen de ecuanimidad, sentido social y solidaridad y lejos de afectarlo, lo  han victimizado como lo hicieron con Abdalá en 1996, táctica que le costó perder la elección a Nebot frente al “loco”.

¿QUIÉN GANA AL FINAL DE CUENTAS?

¿Quién gana en este cruce de dardos? Al parecer Jairala, quien además está en ascenso constante en las encuestas, frente a una Viteri que no acaba de cuajar, opacada por la fuerte presencia que impone Nebot y los errores estratégicos de la campaña.

¿Y quiénes pierde? Cynthia, Solá y Morales. El frontal comunicado de respuesta del partido de Jairala frente a la campaña sucia, obligó a  Nebot a retroceder y solidarizarse con Jairala, argumento que la ciudadanía no lo cree.

¿Quién dijo que el pueblo está del lado del que más sucio actúa? Casi siempre está del lado de las víctimas, no de los victimarios.

Redacción / noviembre 15, 2018

Escríbanos a redaccion@tempoecuador.com