«Alvarado, Racines y Espinosa pretenden liberar a Glas».

En la primera parte de esta entrevista, Fernando Villavicencio afirma que Rafael Correa tiene como sumisos operadores de la impunidad en el Ecuador a Rossana Alvarado, Diego Racines y Pedro Espinosa, un trío entroncado en la justicia actual, que estaría buscando liberar a Jorge Glas, una vez que la gente «se olvide del tema».  

Diego Racines y Pedro Espinosa, íntimos de Alexis Mera ahora en puestos claves de la administración de justicia, estarían buscando liberar a Jorge Glas con la anuencia de la ministra de Justicia, según Fernando Villvicencio.

ENTREVISTA, OCTUBRE 21, 2017

Tempo:  ¿Para qué volvió al país, para que le pongan un grillete?

Fernando Villavicencio: Millones de ecuatorianos están asqueados de comprobar la voraz corrupción de la larga y mafiosa noche correísta. 

Volví porque creo que es el momento de aportar con mis investigaciones para que todo este saqueo de los fondos públicos no quede en la impunidad. 

«Este grillete es el emblema de la miserable persecución judicial del correísmo en mi contra, porque les descubrí su rabo de paja».

Respecto del grillete, lo llevo como una presea por la lucha emprendida contra el gobierno más corrupto de la historia.

Este grillete es el emblema de la miserable persecución judicial del correísmo en mi contra, en contra de mis hijos y de mi esposa. Todo porque les descubrí su rabo de paja y denuncié públicamente el latrocinio del correísmo.

Tempo: Pero estamos en el gobierno de Lenin Moreno; entonces, ¿nada ha cambiado? ¿sigue la persecución? 

Fernando Villavicencio: Aprecio que el gobierno de Lenin Moreno tenga la apertura para recibir en los próximos días la abundante documentación de mis investigaciones -más de 5,000 fojas– con las pruebas de todo el atraco en los sectores energéticos, en especial en el área petrolera.

«Entregaré más de 5,000 fojas con pruebas e información del atraco en los sectores estratégicos».

De las palabras del presidente Moreno se desprende que -a diferencia del anterior gobierno- se respetará la independencia de funciones y penosamente la justicia sigue controlada desde un ático en Bélgica por el principal responsable del atraco de la década: Rafael Correa.

Tempo: ¿Es tan poderoso como para poder controlar desde Bélgica la justicia ecuatoriana? 

Fernando Villavicencio: Correa es poderoso, pero cobarde. Fíjese que el mandatario belga tiene apenas dos personas de seguridad y los tiene recién por los recientes sucesos de terrorismo desatados en ese país.

Correa tiene ocho pagados por el pueblo y además vive en una mansión en una urbanización cerrada, con ultra seguridad propia de un sátrapa que huyó dejando en soletas al país. 

¿De quién es esa mansión con ático y sótano? Hasta donde yo sé, los departamentos no tienen ni áticos ni sótanos. ¿Dónde ubica a su séquito de guardaespaldas? ¿Porqué no nos enseña dónde vive, así como Lenin nos mostró su casa en campaña?

«Correa manipuló y sigue manipulando la justicia desde que metió las manos en ella». 

Respecto de su pregunta, Correa manipuló y sigue manipulando la justicia desde que metió las manos en ella. Y no sólo eso. Manejó y maneja los hilos del CPCCS que elige a los titulares de organismos de control y otras autoridades como el Fiscal, el Procurador, Contralor, el Defensor del Pueblo, etc.

Tempo: ¿Por qué es importante para Correa seguir manejando la justicia y los organismos de control? 

Fernando Villavicencio: Es su estrategia de impunidad. Siempre lo fue. Recuerde a Galo Chiriboga, ciego, sordo y mudo ante mis denuncias. Recuerde que yo incluso me opuse y cuestioné su nombramiento.

A pesar de ello el CPCCS lo nombró y se convirtió en cómplice de la corrupción, al igual que el prófugo Contralor y los sumisos asambleístas de Alianza País que nunca fiscalizaron.

«El Consejo de Participación Ciudadana, es cómplice de la corrupción».

Allí están también otros personajes ejecutando las órdenes de Correa en las cortes de Justicia, en la Fiscalía, en la Judicatura, en el Ministerio de Justicia, persiguiéndome por denunciar la corrupción. 

Tempo: Pero el caso Odebrecht ya está procesando la justicia. Incluso el vicepresidente está preso… 

Fernando Villavicencio: Ojo que si algo se ha avanzado en el caso Odebrecht es gracias a la prensa y la justicia internacional. No obstante, el caso Odebrecht no es nada comparado con otros casos como Petrobras, como la repontenciación de la Refinería de Esmeraldas, la «invisible» refinería del Pacífico, o la negociación en el caso de Petrochina.

Este último atraco, el de Petrochina, es uno de los mayores saqueos a los recursos públicos en el que se ha perjudicado al país en más de 2,400 millones de dólares. En mi libro «El Feriado Petrolero» usted podrá comprobar como fueron saqueados en total, más de 23,000 millones de dólares. 

«En el caso Petrochina se ha perjudicado al país en $ 2,400 millones. El saqueo total es de más de $ 23,000 millones». 

Tempo: Es tan grande el perjuicio de los actos de presunta corrupción por usted denunciados?

Fernando Villavicencio: Es altísimo!. Se han robado como cuatro feriados bancarios, como la mitad de la deuda pública actual, como tres cuartas partes del presupuesto general del Estado de este año. Es un mega atraco. Para que tenga una idea, ese monto de dinero atracado, es el mismo que Donald Trump ha destinado para construir el muro con México. 

«Se han robado como cuatro feriados bancarios».

Tempo: Según usted, ¿cómo opera esa estrategia de impunidad? 

Fernando Villavicencio: Se trata de encubrir los delitos. Perseguir a quienes denunciamos es un componente. Incluso hay perseguidos para simplemente despistar a la opinión pública.

Otra táctica es chantajear o dejar escapar a los cómplices para que no hablen. Esta estrategia de impunidad se complementa con sospechosos secretismos, contratos reservados, confidencialidad; con retención de información, ausencia de transparencia; con órdenes expresas a jueces cooptados. Actúan como una mafia y colocan a sus adeptos en puestos claves.

Tempo: Diga nombres. ¿Quiénes son?, ¿qué cargos ostentan? 

Fernando Villavicencio: Todos el país lo sabe, pero se lo recalco. El cabecilla de esta estrategia de impunidad es Rafael Correa.

Para evitar ser procesado y cubrir a sus cómplices exigió al nuevo gobierno espacios de poder en el ámbito de la justicia y los organismos de control. 

Por eso exigió que se mantenga como titular de la Judicatura Gustavo Jahlk Roben, su ex secretario particular y puso a una mujer sumisa y obsecuente al mando del Ministerio de Justicia: Rosana Alvarado, la defensora de violadores.

En reemplazo de Galo Chiriboga, a quien lo hizo renunciar -al apuro-, antes del cambio de gobierno, puso a un ex asesor y «pana» en la Fiscalía: Carlos Baca Mancheno.

«Correa dispuso que la Ministra de Justicia y el Fiscal ubiquen a dos íntimos de Alexis Mera: Diego Racines y Pedro Espinosa».

Correa además dispuso que Rosana Alvarado y Carlos Baca ubiquen a dos personajes íntimos de Alexis Mera: a Diego Racines, como subsecretario de Justicia y a Pedro alias «Perico» Espinosa, como asesor del Fiscal, para que -como prioridad-, me persigan y ante todo, se encarguen de encubrir, proteger y liberar a Jorge Glas

Este trío, Alvarado, Racines, Espinosa, opera como el eje de la impunidad correísta. Ellos pronto van a liberar a Glas e intentarán evitar a toda costa que se procese a Correa en el caso Petrochina, entre otros casos. Ya lo verá.

Tempo: ¿Por qué está tan seguro de ello? 

Fernando Villavicencio: Porque Diego Racines, ya liberó a Alex Bravo en una primera ocasión cediendo a presiones de un entramado de la mafia petrolera en la que se encadenan el dueño de la empresa GIBRA, Alex Bravo y Jaime Baquerizo dueño de ARKDALE, quien fue apresado en Perú, y al poco tiempo quedó libre por la inacción de la Fiscalía ecuatoriana. 

«Diego Racines, ya liberó a Alex Bravo en una primera ocasión». 

Baquerizo es además el representante de los negocios de Cadena Marín en el Ecuador, y los dos manejaron las contrataciones de la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas y la intermediación petrolera, causando millonarios perjuicios al país.

Tempo: Pero a usted y al asambleísta Jimenez se les acusa de haber hackeado al ex presidente. ¿Cómo obtiene usted la información?

Fernando Villavicencio: Totalmente falso. Ese sólo es el argumento para perseguirnos y pretender desacreditar las denuncias, cosa que no lo han logrado. Para empezar, para hackear se necesitan equipos especiales que en los allanamientos nunca encontraron, porque no los tenemos. La verdad siempre se sabe, cae por su propio peso.

La información desborda por todos lados. A mi me envían por e-mail, en sobres cerrados, a veces anónimamente otras veces me piden guardar la reserva por temor a ser despedidos o recibir retaliaciones.

Me llaman por teléfono, hay un verdadero patriotismo y a la vez un hartazgo de ver tanta podredumbre y corrupción dejada por el correísmo.

Tempo: Pero, ¿usted ve difícil que se haga justicia y se sancionen los casos de corrupción por usted denunciados?

Fernando Villavicencio: Es muy difícil pero no imposible. Las pruebas que voy a aportar son tan contundentes que Correa está que tiembla porque la documentación finalmente apunta como principal responsable a él. 

«Las pruebas finalmente apuntan como principal responsable a Correa». 

Tempo: El ex presidente Correa ha dicho que pone las manos al fuego por Glas… 

Fernando Villavicencio: Obvio. Correa sabe que si Glas habla, queda al descubierto, por eso su permanente defensa que en nuestro país la opera un inmoral trío que obedece a sus órdenes y que pretende dejar en la impunidad al gobierno mas corrupto de la historia.

Mientras este trío continúe en esos puestos clave, es evidencia que Correa sigue manejando la justicia en el Ecuador.

Continuará…

PROXIMAMENTE:

En la segunda parte de esta entrevista, Fernando Villavicencio amplia información sobre el caso Petrochina, y asegura que es la trama de corrupción más onerosa de la historia. Villavicencio describe además la trayectoria de la Ministra de Justicia, argumenta y exige su renuncia para garantizar un justicia proba e imparcial.